Número de Tema 258: Problemas de Ruido

Número de Tema 258: Problemas de Ruido

Los propietarios deben ser notificados cuando existe un problema sustancial de ruido para que el asunto pueda ser investigado. Si el propietario no investiga el problema de ruido o no toma la acción apropiada, el inquilino puede hacer una Petición de Inquilino a La Junta del Control de Rentas para que le reduzca la renta basada en la falta sustancial de servicios de vivienda. Evidencia relacionada a la vivienda y extensión del problema, la respuesta del propietario, y de existir alguno, los efectos que este tuvo en el inquilino son factores relevantes que la Junta de Control de Rentas considerará para determinar si el propietario respondió razonablemente a la queja del ruido.

Sin embargo, muchas quejas sobre ruidos quedan dentro de la vida normal de vivir en un apartamento y no existe razón para una reducción de renta. Además, los ruidos de construcción normalmente no son motivo para una reducción de renta cuando el ruido es a causa de una obra de reparación y mantenimiento que el propietario hace durante las horas normales de trabajo, y no interfiere demasiado con el uso domiciliar de la unidad.

Problemas con vecinos ruidosos pueden ser difíciles de resolver y la norma para lo que constituye ruido excesivo puede ser altamente subjetiva. Por ejemplo, los niveles del volumen de los estéreos, o televisores que están dentro de los límites de ruido pueden todavía parecer excesivos para algunas personas. Los servicios de resolución de disputas pueden a veces ser útiles para resolver tales problemas.

Para recibir una copia del formulario Petición de Inquilinos, puede enviárselo a si mismo por medio de nuestro sistema de Fax Back llamando al 252-4660, o visitando nuestro sitio de Internet www.sfgov.org/rentboard. El formulario también está disponible en nuestra oficina.


Octubre 2008

Disponible en Inglés.