Número De Tema 013: La Tarifa De La Junta Del Control De Rentas

El Capítulo 37A del Código Administrativo de San Francisco permite que la Ciudad colecte una tarifa por cada unidad de vivienda residencial que sea sujeta a la Ordenanza del Control de Rentas. Esta tarifa financia los costos de operación de la Junta del Control de Rentas.

En años anteriores, la Oficina del Tesorero y el Recolector de Impuestos (Office of the Treasurer and Tax Collector) facturaban la cuota de la Junta de Alquiler (Rent Board) en el estado de cuenta de impuestos sobre la propiedad. A partir del año fiscal 2021-2022, la Junta de Alquiler tiene la obligación de recaudar la cuota directamente del propietario, y dicha cuota dejará de aparecer en el estado de cuenta de impuestos sobre la propiedad. No ha habido ningún cambio en la estructura de la cuota.

La tarifa de la Junta del Control de Rentas es facturada a la declaración de impuestos anual de la propiedad, y la ley permite que el arrendador recaude una porción de la tarifa de la Junta del Control de Rentas de aquellos inquilinos que están ocupando la vivienda desde el 1º de noviembre de cada año. Para el año fiscal 2021-2022, la tarifa de la unidad de renta es $59.00 por unidad de apartamento y $29.50 por cuarto de hotel residencial. El arrendador puede recaudar 50% de la tarifa de los inquilinos, el cual es $29.50 por unidad de apartamento y $14.75 por cuarto de hotel residencial. Para el año fiscal 2020-2021, la tarifa de la unidad de renta es $50.00 por unidad de apartamento y $25.00 por cuarto de hotel residencial. El arrendador puede recaudar 50% de la tarifa de los inquilinos, el cual es $25.00 por unidad de apartamento y $12.50 por cuarto de hotel residencial.

La Junta de Alquiler debe recibir el pago a más tardar el 1 de marzo de cada año. La Junta de Alquiler agregará una multa del 5% al monto de la cuota si esta no se ha pagado al 1 de marzo, un 5% adicional si continúa sin pagar al 1 de abril, y otro 5% si no se ha pagado al 1 de mayo. Si la cuota continúa pendiente de pago al 1 de junio, la Junta de Alquiler enviará el caso a la Oficina de Ingresos Morosos (Bureau of Delinquent Revenue).

Ciertas unidades de vivienda están exentas de la tarifa de la Junta del Control de Rentas, incluyendo unidades ocupadas por el dueño donde no hay inquilinos también residiendo junto con el dueño en la unidad. Las unidades donde la renta es controlada o regulada por una agencia gubernamental, incluyendo certificados de Sección 8 y programas de cupones administrados por la Autoridad de Vivienda de San Francisco, también están exentos del pago de la tarifa. Para obtener una lista completa de las exenciones refiérase a la Sección 37A.1 del Código Administrativo para obtener una lista completa de las exenciones. El Capítulo 37A está disponible para ser revisado en la oficina de la Junta del Control de Rentas durante horas de negocio, de lunes a viernes y también puede ser encontrado en la sección Ordenanzas y Reglamentos en nuestro sitio web.

Los arrendadores pueden “acumular” la tarifa de la Junta del Control de Rentas a partir de noviembre de 1999 y colectarlos después en un próximo año. Esto significa que un arrendador no tiene que recaudar la tarifa en el año en que se debía hacerlo, pero tiene derecho a recaudar la tarifa de la Junta del Control de Rentas en próximos años si así lo desea. La acumulación solamente aplica a las tarifas calculadas desde noviembre 1999 en adelante. Se encuentra disponible una lista de tarifas de la Junta del Control de Rentas desde 1999 en la sección de Centro de formularios de nuestro sitio web.

La Sección 37A.6 del Código Administrativo permite al arrendador que recupere el 50% de la tarifa de la Junta del Control de Rentas del inquilino al deducirlo del pago de intereses del depósito de seguridad que se le paga al inquilino cada año. Si no hay un depósito de seguridad que el arrendador mantenga, entonces el arrendador puede cobrárselo directamente al inquilino. El arrendador que paga el interés de depósito de seguridad anual puede cobrar la tarifa de la Junta del Control de Rentas de forma separada en lugar de deducirlo del pago de interés que se debe.

La facturación debe declarar específicamente la cantidad de tarifa que el inquilino debe por cada año y la cantidad, si existe alguna, del interés de depósito de seguridad que se le debe dar al inquilino por cada año que se le deba. La factura también debería decir que el propósito de esta tarifa es de patrocinar a la Junta del Control de Rentas, y que la tarifa se es otorgada y pagada dentro de 30 días después de la fecha de facturación.

Por favor tome en cuenta que la falta del inquilino en pagar la tarifa de la Junta del Control de Rentas no es una causa justa para desalojo. El arrendador tendrá que ir al Corte de Reclamos Pequeños para poder recaudar la tarifa.

 

agosto 2021