Número de Tema 019: Exención Parcial para Ciertas Casas de Una Sola Familia y Condominios Bajo la Ley Costa Hawkins.

Según el Acta de Arrendamiento de Vivienda Costa-Hawkins (Costa-Hawkins Rental Housing Act), a partir del 1 de enero de 1999, las casas para una sola familia y los condominios están generalmente exentos de las limitaciones del aumento de renta (pero no de las disposiciones de causa justa de desalojo) de la Ordenanza de Arrendamiento, pero SOLAMENTE SI el inquilino comenzó su arrendamiento el 1 de enero de 1996 o después.

Cualquier arrendamiento en una casa para una sola familia o condominio que haya empezado antes del 1 de enero del 1996 todavía está sujeto a toda la Ordenanza. Esto incluye la continuación del arrendamiento aunque ya no quede un inquilino original que haya estado viviendo en la unidad hasta antes del 1 de enero de 1996.

Una unidad de vivienda para una sola familia con una unidad accesoria legal constituye un edificio de dos unidades y no está exento de la Ordenanza. Una unidad de vivienda para una sola familia con una unidad accesoria ilegal también constituye un edificio de dos unidades y no está exento, a menos que ambas unidades sean rentadas al mismo tiempo como un solo arrendamiento.

Una unidad de vivienda para una sola familia no está exenta  en caso de haber otra estructura residencial en el mismo lote.

Una casa ocupada por un dueño que alquila más de un cuarto como unidades de arrendamiento separadas, semejante a una casa de huéspedes, no puede calificar para la exención como una unidad de vivienda para una sola familia.

A partir del 1 de enero del 2002, algunas unidades de condominio que no han sido vendidas por el dueño de subdivisión, no están exentos de la Ordenanza. Para dichas unidades, el arrendamiento legal en efecto para la unidad el 7 de mayo del 2001 es el arrendamiento base inicial para la unidad.

La exención para casas de una sola familia y condominios, no aplica cuando hubo una mención excepcional de salud en un estado serio, violación del código de seguridad o del inmueble que permaneció sin cambio alguno por seis meses o más antes de la última vacante. La exención tampoco es aplicable si el arrendamiento anterior terminó por un aviso para abandonar la vivienda o basado en un cambio en los términos del arrendamiento por el cual se dio el aviso bajo la Sección 827 del Código Civil.

Ya que las unidades exentas de las limitaciones del control de renta de Costa-Hawkins todavía están sujetas al uso de los controles de desalojo por causa justa de esta Ordenanza, la tarifa anual de la Junta del Control de Rentas continuará siendo recaudado para estas unidades.

 

junio 2006 (edited 3/12)