Número de Tema 155: Desalojos Basados en el Incumplimiento de la Cláusula de No Subarrendar

La Ordenanza del Control de Rentas generalmente permite a los inquilinos reemplazar a los compañeros de vivienda que se van o aumentar el número de ocupantes que viven en la unidad, incluso familiares, aún cuando un contrato escrito de arrendamiento lo prohíbe. Sin embargo, los inquilinos con contratos escritos de arrendamiento deben seguir los procedimientos descritos en las Secciones 6.15A, 6.15B, 6.15D y 6.15E de las Reglas de la Junta del Control de Rentas para obtener el permiso del arrendador antes de que un nuevo ocupante se mude a la unidad. Los procedimientos incluyen plazos estrictos que tanto los inquilinos como los arrendadores deben acatar y que empiezan una vez que el inquilino solicita por escrito tener el nuevo ocupante. Si el arrendador no responde por escrito a la solicitud del inquilino dentro de los 14 días de recibirla, con una descripción y hechos específicos que respalden la razón para denegar la solicitud, la ley considera que la solicitud del inquilino está aprobada. Además, si el arrendador de manera no razonable deniega sin una razón permitida la solicitud del inquilino de tener un nuevo ocupante, no puede desalojar al inquilino por traer a un nuevo ocupante a vivir en la unidad.

Consulte el Tema núm.151 de la Junta del Control de Rentas para obtener una descripción de los procedimientos y plazos específicos que los inquilinos y arrendadores deben seguir, incluyendo las razones limitadas por las que un arrendador puede denegar la solicitud de un inquilino. Tenga en cuenta que las protecciones para inquilinos y los procedimientos descritos en este documento no se aplican cuando el inquilino quiere subarrendar toda la unidad a un nuevo inquilino o cuando el nuevo ocupante que se propone ocupará la unidad por menos de 30 días en calidad de turista o para uso transitorio como lo define la Ordenanza del Control de Rentas a Corto Plazo.

Si el inquilino infringe un contrato escrito de arrendamiento al traer a un nuevo ocupante a vivir a la unidad sin antes presentar una solicitud escrita al arrendador o cuando el arrendador ha denegado la solicitud del inquilino por una razón permitida, el arrendador puede entregar al inquilino un aviso escrito de la infracción del contrato de arrendamiento. El aviso escrito debe dar al inquilino por lo menos diez días para remediar la infracción del contrato de arrendamiento antes de que el arrendador pueda proceder con un desalojo. El inquilino puede remediar la infracción al presentar una solicitud escrita al arrendador pidiendo el ocupante adicional o al hacer que el ocupante no aprobado salga de la unidad. La solicitud escrita del inquilino hace que empiece a contarse el tiempo para el plazo de 14 días que el arrendador tiene para responder, como se describió anteriormente. Si el inquilino no acata el aviso del arrendador, el arrendador puede iniciar el proceso de desalojo presentando una demanda de desalojo en la corte.

 

abril 2020