Número de Tema 202: Requisitos Generales para un Aviso de Desalojo

Un aviso de desalojo es un documento legal que pone fin a un inquilinato y que le dice al inquilino que deje la unidad dentro de un plazo específico, generalmente en el plazo de 3, 10, 30 o 60 días. Un aviso de desalojo puede tener diferentes nombres, como Aviso de Terminación del Inquilinato, Aviso de Desocupar la Unidad, Aviso de Desalojar, Aviso de Remediar o Desalojar, o Aviso de Pagar la Renta o Desalojar. Para tener valor legal, se debe entregar un aviso de desalojo al inquilino de conformidad con la ley estatal.

Todos los avisos de desalojo deben de ser por escrito y deben contener lo siguiente, como corresponda:

  • El aviso debe indicar la “causa justa” del desalojo, que debe ser el motivo dominante del arrendador para el desalojo. La Sección 37.9(a) de la Ordenanza del Control de Rentas tiene la lista de “causas justas” para el desalojo.
  • También se debe adjuntar al aviso de desalojo una copia del Formulario 1007 de la Junta del Control de Rentas. El formulario 1007 está disponible en el Centro de formularios en el sitio web de la Junta del Control de Rentas.
  • Se debe presentar una copia del aviso de desalojo, incluyendo cualquier documento adicional adjuntado al aviso, a la Junta del Control de Rentas en un plazo de diez días después de entregar el aviso al inquilino. Tenga en cuenta, sin embargo, que no se tienen que presentar a la Junta del Control de Rentas los avisos de desalojo en 3 días basados en no haber pagado la renta.
  • El aviso de desalojo debe indicar la cantidad legal de la renta por la unidad en el momento en el que se emite en el aviso si el desalojo se basa en una de las siguientes “causas justas” bajo la Ordenanza del Control de Rentas: §37.9(a)(8) – cuando un propietario/familiar se muda a la unidad; §37.9(a)(9) – venta de un condominio; §37.9(a)(10) – demolición/retiro permanente de la unidad del uso como vivienda; §37.9(a)(11) – desalojo temporal para realizar obras de mejoras capitales o de rehabilitación; o, §37.9(a)(14) – desalojo temporal para realizar obras de saneamiento/reducción del plomo exigidas por los artículos 11 o 26 del Código de Salud de San Francisco.
  • Si el aviso de desalojo se basa en una las siguientes “causas justas”, el arrendador tiene la obligación de dar a todos los ocupantes de la unidad un aviso escrito del derecho a pagos de reubicación de conformidad con la Sección 37.9C de la Ordenanza del Control de Rentas: §37.9(a)(8) – cuando un propietario/familiar se muda a la unidad; §37.9(a)(10) – demolición/retiro permanente de la unidad del uso como vivienda; §37.9(a)(11) – desalojo temporal para realizar obras de mejoras capitales o de rehabilitación; o §37.9(a)(12) – rehabilitación sustancial. También se debe adjuntar al aviso una copia de la Sección 37.9C que se refiere a pagos de reubicación.
  • Si el inquilino está siendo desalojado bajo la §37.9(a)(13) – la Ley Ellis, el aviso de desalojo debe incluir un aviso escrito del derecho a pagos de reubicación de conformidad con la Sección 37.9A de la Ordenanza del Control de Rentas.

Los pagos de reubicación exigidos por la Ordenanza del Control de Rentas solo se aplican a las “causas justas” especificadas anteriormente. En el Centro de formularios del sitio web de la Junta del Control de Rentas puede encontrar información con respecto a las cantidades actuales de pagos de reubicación. También puede encontrar una lista de las cantidades del pago de reubicación en la oficina de la Junta del Control de Rentas.

Por favor tenga en cuenta que no pretendemos que esta sea una lista completa de los requisitos del aviso de desalojo y puede haber otros requisitos de la ley local o estatal que rige los avisos de desalojo que no se incluyen aquí. Por ejemplo, hay requisitos adicionales para avisos de desalojo cuando un propietario/familiar se muda a la unidad, avisos basados en demolición o retiro permanente de una unidad de vivienda, así como avisos de desocupar la unidad con el fin de que el arrendador realice obras de mejoras capitales o rehabilitación sustancial. Se aconseja a los arrendadores a proceder con cautela y a obtener asesoría legal con respecto a la preparación y entrega de un aviso de desalojo correcto.

 

mayo 2020