Número de Tema 251: Asuntos Generales Sobre Contratos de Arrendamiento

Si el inquilino incumple el contrato de arrendamiento o de alquiler, el arrendador puede tener una causa justa para el desalojo bajo la Ordenanza del Control de Rentas. Los inquilinos deberían revisar sus contratos de arrendamiento o de alquiler cuidadosamente para determinar lo que se permite, y lo que no se permite. La Junta del Control de Rentas, no puede dar asesoría legal a los inquilinos, o arrendadores en relación con los asuntos de contratos de arrendamiento. Los arrendadores y los inquilinos deberían consultar con un abogado sobre estos asuntos.

La ley estatal requiere que el arrendador entregue una copia de cualquier contrato escrito de arrendamiento o de alquiler al inquilino dentro de los 15 días de haber firmado el contrato y después de eso, anualmente, dentro de los 15 días a partir de la fecha en que el inquilino lo solicite. La ley estatal tiene requisitos adicionales para contratos de arrendamiento que no están cubiertos en este tema.

Se debe dar a conocer cierta información al inquilino por escrito, ya sea que el contrato sea escrito o verbal. Los arrendadores deben dar a conocer el nombre, el número de teléfono y el domicilio de la persona autorizada para la administración del inmueble, o que actúa en nombre del arrendador para recibir la renta, entregar notificaciones de procesos, avisos y pedidos. El arrendador también debe revelar si los pagos de renta deben hacerse en efectivo, por medio de un cheque personal, giro postal, o cheque bancario, o por medio de un proceso de depósito electrónico de fondos. Al arrendador se le prohíbe que pida el pago de renta solamente en efectivo y solamente puede exigir el pago en efectivo si algún cheque del inquilino fue regresado por falta de fondos en los últimos tres meses.

Si existe un contrato de arrendamiento escrito entre las partes, las condiciones del contrato pueden indicar la fecha en que se debe pagar la renta y si las condiciones del contrato ofrecen un periodo de gracia para el pago de la renta. Un contrato de arrendamiento escrito también puede tener disposiciones con respecto a mascotas, cargos por pagos morosos, estacionamiento, almacenamiento y otras condiciones relacionadas con el inquilinato.

No renovar el contrato de arrendamiento no quiere decir que el inquilino tenga que mudarse. Generalmente, cuando el tiempo del contrato expira, un arrendamiento a plazo fijo simplemente se convierte en un inquilinato de mes a mes bajo los mismos términos y condiciones.

 

septiembre 2019