Número de Tema 251: Asuntos Generales sobre Contratos de Arrendamiento.

El incumplimiento del  contrato o el acuerdo de arrendamiento de  un inquilino puede proveer al propietario una buena razón para  desalojo bajo la Ordenanza de la Renta.  Los inquilinos deberían revisar sus contratos, o acuerdos de renta  cuidadosamente para determinar lo que es permitido, y lo que no es. La Junta del Control de Renta,  no puede dar consejos de leyes a los inquilinos, o propietarios relacionados a los asuntos de contratos de arrendamiento.   Los propietarios y los inquilinos deberían consultar con un abogado sobre estos asuntos.

La ley estatal requiere que el propietario entregue una copia de cualquier contrato, o acuerdo por escrito al inquilino dentro de los 15 días de haber firmado el contrato y después anualmente, dentro de los 15 días de la petición del inquilino.

Cierta información debe darse a conocer al inquilino por escrito,  ya sea que el contrato es por escrito o verbal.  Los propietarios deben dar a conocer el nombre,  el número de teléfono y el domicilio de la persona autorizada  para la administración del edificio,  o que actúa a nombre del propietario con el propósito de recibir la renta,  proceso de servicio, avisos y demandas.  El propietario también debe dar a conocer si los pagos de renta deben hacerse en efectivo, por medio de un cheque personal,  orden de  giro,  o cheque bancario, o  por medio del proceso de depósito electrónico.  Al propietario se le prohíbe que pida el pago de renta solamente en efectivo,  y solamente puede pedir el pago en efectivo, si algún  cheque del inquilino fue regresado por falta de fondos en los últimos tres meses.

El no obtener la renovación del contrato de renta, no quiere decir que el inquilino tiene que mudarse.  Generalmente, cuando el término del contrato expira,  un contrato de mes en mes se lleva a cabo bajo los mismos términos y condiciones.

 

noviembre 2005