Número de Tema 256: Estacionamiento y Espacios de Almacenamiento como Servicios de Vivienda

Se requiere que los propietarios tengan una razón de causa justa para eliminar o interrumpir servicios específicos de vivienda previamente incluidos en un alquiler, incluso el estacionamiento y el almacenamiento. Si un propietario retoma un espacio de estacionamiento o almacenamiento, el inquilino tiene derecho a una reducción correspondiente en la cantidad de renta que paga. El inquilino tanto como el propietario puede presentar una petición a la Junta de Control de Rentas para determinar la cantidad de tal reducción.

Si se le quita el espacio de estacionamiento o almacenamiento a un inquilino y las partes se habían puesto de acuerdo previamente sobre la cantidad que él o ella pagaba por el servicio, el inquilino, por lo general, tendrá derecho a la cantidad de dinero acordada más la de cualquier aumento anual permitido desde que se estableció esa cantidad original. Si no hubo ningún acuerdo acerca de una cantidad específica de dinero debido por el servicio, la cantidad de la reducción en la renta dependerá de los hechos específicos del caso. Las partes podrán presentar pruebas de las tarifas para espacios de estacionamiento o almacenamiento en el mismo vecindario cuando el inquilino alquiló el espacio de estacionamiento o almacenamiento por primera vez, tanto como del valor de reposición del espacio, y la cantidad que el propietario les cobra a otros inquilinos por el mismo servicio.

Si el espacio de estacionamiento o almacenamiento es provisto al inquilino después del comienzo del arrendamiento y el inquilino no paga ninguna cantidad adicional de renta por el servicio, no se proporcionará ninguna reducción en la cantidad de la renta después de habérsele quitado el servicio. También, si el inquilino alquila un espacio de estacionamiento o almacenamiento en un edificio pero no vive ahí, y no se alquila el espacio de estacionamiento o almacenamiento en conexión con el uso o habitación de la unidad que el inquilino renta, el dicho alquiler se trata de una transacción comercial y no cae bajo la jurisdicción de la Ordenanza de Arrendamiento.

La cantidad adicional que uno paga por un espacio de estacionamiento o almacenamiento se considera parte de la renta base de la unidad. No importa si esa cantidad se paga por separado de la renta de la unidad. Aún cuando el espacio de estacionamiento o almacenamiento ha sido alquilado después del inicio del arrendamiento de la unidad domiciliar, la cantidad adicional que el inquilino paga por el servicio debe añadirse a la cantidad de su renta base. El aniversario del contrato, para propósitos del incremento anual en el costo de la renta, sigue siendo el mismo, aunque si el inquilino no haya recibido el servicio adicional por un año completo.

Copias del formulario Petición por Propietario o Inquilino están disponibles en nuestra oficina tanto como en nuestro sitio de la Internet, www.sfgov.org/rentboard. Usted también se puede enviar una a sí mismo por medio de nuestro sistema de Fax Back, llamando al 252-4660.

 

octubre 2008