Número de Tema 304: Cómo Distribuir los Costos de las Mejoras de Capital

Para poder pasar los costos de mejoras de capital al inquilino, el propietario deberá distribuir el costo usando un método que tome en cuenta  el beneficio recibido en cada unidad a causa de la renovación.   Los métodos que pudieran ser  apropiados, dependiendo de las circunstancias, incluyen distribución basada en una porción igual para todas las unidades o basada en las medidas de pies cuadrados de cada unidad. Una porción razonable debe ser distribuida del costo de mejoras de capital  a las áreas  de servicio común también debe ser distribuida a las áreas exclusivamente ocupadas  o  controladas  por el propietario, tales como la oficina de administración.

Donde una mejora no beneficia a todas las unidades, solamente aquellas unidades que se beneficiaron por las mejoras de capital, pueden tener cargos adicionales.   Por ejemplo, el costo de un nuevo techo podría ser distribuido entre todas la unidades del edificio,  pero el costo de nuevas alfombras en alguna unidad, debe ser cargado solamente a esa unidad.  Costos atribuidos a unidades donde la renta no puede aumentarse (por restricciones de contrato, o por ocupación del propietario, o por alguna otra razón) no deben ser distribuidos a las otras unidades.

A un nuevo inquilino no se le debe cobrar por mejoras de capital que fueron completadas antes de que el inquilino ocupara la unidad ya que el propietario tuvo oportunidad de poner la unidad en el mercado y establecer una nueva renta  mientras la unidad estaba vacante.  Además, los costos de mejoras de capital no pueden ser pasados  a las unidades que fueron primero rentadas durante el período de construcción,  o rentadas dentro de los  seis  meses de haber comenzado la obra, al menos que haya cambiado el dueño durante ese período y el cambio de dueño ocurrió después de que comenzó el arrendamiento.

 

septiembre 2006